lunes, 24 de octubre de 2011

Liberan a 897 presos gracias a beneficios

Es posible que estén en la calle a la espera de su próxima víctima. Probablemente, hayan encabezado algunos de los asaltos y secuestros en la capital. No debería descartarse que estén organizándose para una próximo golpe. Avezados reos en Lima están libres gracias a los beneficios penitenciarios que obtuvieron.

Solo en la Corte Superior de Justicia de Lima se han otorgado, hasta agosto de este año, 523 beneficios a presos acusados de diferentes delitos. En tanto, la Corte Superior del Callao, hasta hace un mes, la cifra era de 374 excarcelados.

En total, se han otorgado 897 beneficios penitenciarios. Según registros de la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), el año pasado la cifra fue mayor. Sin embargo, este dato no debería ser consuelo. Al contrario, la población tiene que estar alerta.

La mayoría de presos excarcelados tenía condena por tráfico ilícito de drogas, robo y hurto agravado, secuestro y tenencia ilegal de armas.

RESPONSABLES
Para el consultor de la Asociación Projusticia, Eduardo Castillo, el ‘relajo’ de algunas autoridades es uno de los factores que ha permitido que hampones de alta peligrosidad vuelvan a las calles.

Castillo asegura que falta mayor compromiso por parte de los jueces para analizar los expedientes de cada reo.

“Los magistrados deben ser más estrictos y minuciosos, y deben verificar de manera exhaustiva cada uno de los informes que el INPE hace de los presos. Tienen que ver si el interno se ha preocupado más por rehabilitarse que en hacer líos en el penal”, agrega.

LOS INVESTIGAN
Prueba de este problema es que solo en Lima y Callao, catorce jueces se encuentran con procedimiento disciplinario por haber otorgado de manera irregular los beneficios penitenciarios. Otro dato importante: al menos, 105 de los procesos han sido observados.

Castillo recuerda que no solo el Poder Judicial es responsable de este panorama. En su opinión, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y el Ministerio Público deben responder por la actual situación.

El examen psicológico que realiza el INPE es fundamental en el proceso. No obstante, a veces hay descuidos o circunstancias extrañas. “Han habido casos en los que los reos pagan al psicólogo para que emita un informe favorable al respecto”, detalló el especialista.

LOS ‘ANGELITOS’
El magistrado de primera instancia de la OCMA, Luis Solís Vásquez, asegura que ya se han dictado las directivas pertinentes para capacitar a los magistrados en el análisis de las solicitudes de excarcelación.

“El problema es que el juez debe creer en lo que le dicen las pruebas, que son los certificados de conducta y psicológicos del reo. Si en esos expedientes se afirma que el preso es todo un angelito, y el fiscal lo aprueba, lo único que le queda es aceptar la solicitud”, señala.

Solís asegura que se ha pedido a los magistrados que se tomen el tiempo necesario para, si es posible, entrevistarse con los psicólogos del INPE.

Cabe indicar que no cuentan con ningún beneficio penitenciario los procesados por violación sexual a menores de 12 años, terrorismo y/o traición a la patria, tráfico ilícito de drogas en la modalidad agravada, lavado de activos, trata de personas en la modalidad agravada y robo agravado con consecuencia de muerte.

Vía:

Reacciones:

0 comentarios: